MITOS EN LA NUTRICION

MITOS EN LA NUTRICION

Mitos hay en todos los sitios y en todos los temas, incluidos en la nutrición. Muchas veces hemos escuchado a alguien decir, “Beber agua mientras comes engorda”, ¿Creéis que esto es verdad?

Estamos acostumbrados a escuchar diferentes opiniones sobre algunas cuestiones dietéticas que nos hacen platearnos cuál es la opción válida.

Os contamos algunos mitos sobre la nutrición.

¿QUE MITOS SON CIERTOS EN LA NUTRICION?

Hay muchos, pero os vamos a detallar los que más podéis escuchar:

  • La sal no engorda: No tiene calorías, por lo tanto no puede engordar. El problema es que hace que retengamos más líquidos, por eso es conveniente moderar su consumo.
  • La margarina y la mantequilla engordan igual: Las calorías son las mismas si llevan el mismo porcentaje graso.

    Ingredientes

    Ingredientes

  • El pan: El pan integral tiene las mismas calorías que el pan blanco, pero tiene más fibra.
  • Eliminar comidas no adelgaza: Hace que llegues a la siguiente con más hambre.
  • La leche desnatada tiene el mismo calcio y proteínas que la leche entera: Sólo varía la proporción de grasa. Lo que si pierde al quitar grasa son las vitaminas.
  • Los laxantes no ayudan a adelgazar: El laxante actúa en el intestino grueso y la digestión se hace en el delgado.
  • La fibra no adelgaza: Aumenta la sensación de saciedad.
  • El azúcar: El azúcar moreno engorda igual que el blanco.
  • La fruta: La fruta no engorda más por comerla tras la comida. Tomada antes provoca saciedad, pero las calorías son las mismas.
  • El agua: El agua engorda mientras comes. Esto no es así, lo que hace es que te sacia mientras comes.

Estos son algunos ejemplos, podríamos poneros muchos más, pero hemos escogido los más importantes o de los que se hablan más.

Si habéis escuchado algún mito de la alimentación que no se encuentre entre estos, no dudéis en preguntarnos cuando acudáis a JADE.

TRATAMIENTOS DURANTE EL EMBARAZO

TRATAMIENTOS DURANTE EL EMBARAZO

¡Ay dios estoy embarazada!, ¿Podré seguir haciéndome mis tratamientos de belleza?.

Esta época llega para muchas mujeres, y en cuestiones de belleza todas nos hacemos las mismas preguntas.

Estar embarazada no significa que una tenga que dejar de cuidarse y mucho menos dejar de hacer aquello con lo que nuestro cuerpo se siente bien y con lo que nosotras nos vemos mejor.

Si que es verdad que hay determinadas cosas o tratamientos que no están indicados en el embarazo, pero no todos los casos son los mismos ni todas las embarazadas son las mismas. No sigáis los consejos que os den otras mujeres, seguir el de vuestro cuerpo y sobre todo el de vuestro médico.

Después de esta introducción, hoy en este post, os vamos a contar los tratamientos que todas las embarazadas se pueden hacer sin ningún problema.

¿ESTAS EMBARAZADA? PUES ESTO TE INTERESA.

Tratamientos en el embarazo

Tratamientos en el embarazo

En nuestro día a día estamos en contacto con muchas mujeres, pasando con ellas una etapa muy importante en sus vidas, “el embarazo”.

Entonces es cuando surgen muchas preguntas que ellas nos trasmiten en JADE, y es por eso que queríamos escribir este post para que todas las que vayáis a pasar pronto por esa etapa o estéis en ella en estos momentos, no tengáis ninguna duda en cuestiones de belleza.

Muchas de las típicas preguntas que nuestras clientas nos hacen son:

  • ¿Qué productos puedo utilizar?
  • ¿Cómo evito las estrías?
  • ¿Puedo hacerme todos los tratamientos que hasta ahora me he hecho?
  • ¿Puedo hacer ejercicio?
  • ¿Qué cremas me puedo aplicar?

Pues chicas, es mucho más fácil de lo que parece. Estar embarazada no es sinónimo de estar enferma, tan sólo hay que cuidarse mucho más que cuando una no lo está.

Vamos a daros unos consejos para los primeros meses del embarazo:

Durante los primeros meses es muy importante elastificar la piel, para ello utilizaremos aceite puro de almendras así evitaremos las estrías. El aceite de almendras es muy hidratante, por lo que lo podemos utilizar tanto para evitar las estrías como para hidratar la piel como crema hidratante.

El ejercicio físico se recomienda durante toda la gestación para evitar problemas circulatorios y de espalda. La natación es buenísima, andar, ir al gym e incluso las que practicáis running, podéis seguir disfrutando de este deporte pero siempre consultándolo con vuestro médico y bajando un poco la intensidad.

A partir de los 6 meses se empiezan a retener líquidos, incluso antes si nos pilla en la temporada de calor, para ello conviene hacerse masajes de drenaje linfático, hay que planteárselo como un tratamiento ya que para que los resultados sean duraderos se necesitan varias sesiones.

Algo más económico y también beneficioso, es la presoterapia, que os activará toda la circulación de retorno.
Y por último, un mes antes del parto la matrona os informará de un tipo de masaje que se realiza con rosa de mosqueta en la zona de la vagina. Este masaje nos ayudará a evitar la molesta episotomía y os aseguramos que realmente funciona.

Después del parto hay unos cuidados distintos y muy importantes para que nuestro cuerpo vuelva a ser el mismo.

Para estos trucos tendréis que esperar a nuestro próximo post.

Por el momento, ya sabéis que en JADE os resolvemos cualquier duda que tengáis sobre el embarazo y sobre todos los productos que podéis utilizar.