NUESTRO EJE VITAL

LA COLUMNA VERTEBRAL

La columna vertebral es el eje principal de nuestro cuerpo. El hecho de que esté articulada mediante vértebras y discos, es lo que nos permite hacer movimientos y soportar cambios en el cuerpo como por ejemplo, un determinado ejercicio en el gimnasio o incluso un embarazo.

Pero no sólo es eso, además de soportar nuestra carga diaria, la columna y en concreto cada vértebra, son la puerta que permite que la inervación llegue a nuestros órganos a través de los nervios.

Pulmones, estómago, intestinos y un largo etcétera, deben buena parte de su funcionamiento, a la transmisión nerviosa, al “cable” que los conecta a la vida.

¿COMO FUNCIONA ESTO?

Nuestro eje vital

La médula que discurre a través de un canal en la columna vertebral, forma terminaciones que salen a través de unos agujeritos que hay a los lados de las vértebras, y se dirigen hacia los órganos, músculos, etc.

El correcto funcionamiento depende en gran parte del buen impulso nervioso, con lo cual, podemos decir, que una inervación que se ve afectada por una mal posición de una vértebra, o incluso por una contractura muscular profunda, nos puede producir, por ejemplo, una digestión difícil o molestias al respirar, un estreñimiento crónico puede producir un movimiento de apetura de la cresta iliaca que nos puede crear molestias al caminar o al hacer deporte.

Como osteópata, os recomiendo que probéis un tratamiento de osteopatía visceral y reflexología podal de vez en cuando para mejorar el tránsito y por supuesto aplicaros masajes frecuentes para mantener una buena salud en la espalda.

Es un tema muy extenso y con muchos matices, si queréis ampliar información o tenéis dudas de ello, estaremos encantados de atenderos en JADE.

Nos vemos en el siguiente post.

Puri Mozos

Anuncios