NO HAY QUE PELEARSE CON LA PIEL EN VERANO

HAZ LAS PACES CON TU PIEL EN VERANO

El equipo de JADE una vez más me invita a escribir en su blog y para mí es un auténtico placer en dos sentidos. El primero, porque comparto con todo el equipo mis vivencias en la estética del lado de una persona de a pie y segundo, porque al igual que yo aprendo mucho de ellos, ellos aprenden conmigo ¡y cuánto! Siempre les doy la visión de las personas que como yo, tienen que encontrar un hueco para cuidarse.

Ya he comentado en otras ocasiones, que trabajar dentro y fuera de casa es una tarea bastante complicada y lo digo tanto para hombres como para mujeres, porque hay hombres que trabajan mucho dentro y fuera de casa. La tarea se complica bastante si tienes niños, entonces es cuando la agenda se te queda corta en cuanto a horas. ¡Cuántas veces habremos dicho eso de…“¡me vendría genial si el día tuviera 5 horas más, porque así, haría todo lo que no me da tiempo muchas veces!”.

¿Verdad que esto lo habéis pensado alguna vez? ¡En fin! Siempre hay que encontrar un momento para cuidarnos.

NO TE PELEES CON TU PIEL, NI CON TUS PIES, NI CON TUS MANOS

Exfoliación corporal

Personalmente creo que la época del año en la que la piel sufre más, es en verano, por lo menos en mi caso. Os cuento algunas cosas para que hagáis las paces con vuestra piel en verano.

Antes, cuando llegaba el momento de tomar el sol por primera vez, tenía que andar con el bote de crema pegada a la mano y ponerme loción cada 5 min. El sol cada vez está más fuerte y la piel parecía que en décimas de segundo se recalentaba y me ardía. Al final, daba igual la protección de 50 que me ponía, me terminaba quemando y eso que soy morena de piel.

Un día se lo comenté a Pilar, la directora del Centro JADE y me dijo, “debes exfoliarte la piel antes de tomar el sol, con ello retirarás toda la piel muerta, dejarás que la piel respire mejor y evitarás quemarte tanto. Eso sí, igualmente debes utilizar una protección solar alta, pero evitarás quemarte, ¡ya lo verás!”.

Dicho y hecho, nunca más, ahora todos los veranos antes de tomar el sol, me voy a JADE y me hacen una exfoliación corporal, y aunque sigo utilizando una protección alta para tomar el sol, no me he vuelto a quemar. Además, hay un mito sobre el número de protección, no por cuidarte la piel con un factor 50 te pones menos morena, eso es falso.

Otra de las partes de mi cuerpo que sufrían bastante en verano eran los pies, ¡ahí dios!, ellos y yo nos pasábamos todo el tiempo peleados en verano. No entendía por qué me tenían que doler tanto si encima, les compraba los zapatos más cómodos que había, porque aunque a veces llevaba cuñas o esparteras altas, éstas eran cómodas, pero ellos erre que erre, me dolían y ¡mucho!, ni con plantillas, ni pasándome después de la ducha la lima en los pies, ni dándome crema, ¡nada!

Reflexología podal

Lo comenté en JADE y me dijeron que no servía con pasarse la lima y darse crema. Los pies venían de estar tapados y en verano sufren más que en invierno, por lo que en verano es bueno hacerse de dos a tres pedicuras para ir retirando todas las durezas que nos salgan y la piel muerta. Se ve que tenían razón porque, aunque a veces se me pasa, mis pies me lo recuerdan cuando me empiezan a doler y entonces es cuando pienso, ¡vale, toca, ya os llevo!

Al igual que los pies, las manos se resecan mucho en verano, os aconsejo que os apliquéis mucha crema para que las manos luzcan bonitas, además dicen que las manos son el espejo de la edad.

Así que ya sabéis, a daros crema en las manos si nos queréis que os echen más años de los que tenéis, a cuidaros los pies si no queréis que se nieguen a andar más, aunque les pongáis zapatos de 24 horas y a exfoliarse la piel si no queréis pareceros a un Angry Bird.

Espero que os haya gustado, y ya sabéis, nos vemos en el siguiente post.

Feliz verano a todos

A. Rubio

Anuncios